Nintendo te llama MARICONA

Pues s√≠, parece que alg√ļn graciosillo de Nintendo ha escondido un mensaje oculto en la portada del √ļltimo gran lanzamiento para Wii: el Super Mario Galaxy. Aqu√≠ ten√©is la portada del juego:

smgbaqs4.jpg

Si os fij√°is ver√©is que algunas letras est√°n marcadas ¬Ņc√≥mo? Con una estrellita dorada brillante en una esquina inferior de la letra. De esa manera, si cogemos las letras marcadas obtenemos el mensaje:

smgbaqs4b.jpg

U R MR GAY

Que en lenguaje abreviado típico de los americanos (como el que usamos aquí en los SMS) es: YOU ARE MR.GAY. O sea, que eres una maricona.

Visto en Fresqui

7 comentarios

  1. biosbardos

    M√°s maric√≥n que el propio Mario creo que no hay nadie, jeje. ¬ŅO no os acord√°is los chillidos superhipermegagays que pegaba en el Mario 64?

  2. Monglomorolo

    Esto para Dorian (Un recortable), que seguro que le gusta:

    http://www.artforrobots.com/_images/cartoon/PoseableHoff_Final.pdf

    Perd√≥n por elegir este post, no lleva doble sentido ni nada…

  3. thexsam

    Eso es casi lo de menos, porque el ¬ęagujero negro¬Ľ de la esquina inferior derecha y el ¬ęcilindro con un extremo conico¬Ľ que asoma por la esquina superior izquierda tienen delito.
    Tambien se podria hablar de los colores de las letras que forman MARIo, o ya en plan soez el rasto blancuzco que va dejando Mario por la galaxia, que no quiero pensar de donde sale…

    En fin, va a ser que Luigi no era familia y lo que pasa es que se habia cambiado el apellido al casarse xD

  4. Adrià

    xDDDDDD
    Es que la portada… mario volando y que le salgan estreshitas por el culo ya quiere decir algo….

  5. Chiqui

    Quatermain, est√°s mcho peor de lo que yo cre√≠a… M√≠ratelo…

  6. Baronesa Roja

    Madre m√≠a, qu√© retorcidos que sois. ¬°¬°M√°s a√ļn que yo, que ya es decir!!xD

  7. EzE Argentina

    no podria haberse traducido como gay=alegre?
    miren:
    http://translate.google.com.ar/translate_t#

    por dios, cada vez mas mal pensado el mundo :P

© 2022 El Pito Doble

Tema por Anders NorenArriba ↑