Alerta a deportistas de fin de semana

Golf

Trabajaba como un burro toda la semana…. Lo √ļnico que le hac√≠a feliz era saber que los s√°bados eran suyos.

Como todos los sábados, se levantó muy temprano, se puso la ropa apropiada y, tratando de no hacer ruido para no despertar a su esposa, salió del dormitorio, bajó las escaleras, para luego tomar un desayuno rápido, subir a su coche y dirigirse al campo de golf.

Encendi√≥ la radio en el justo momento en que daban el parte meteorol√≥gico: ¬ęTormentas el√©ctricas y lluvias durante toda la ma√Īana¬Ľ.

Una mueca de fastidio llenó su ilusionada cara y tras pensarlo unos instantes, dio la vuelta y regresó a su casa.

Guard√≥ el coche en el garaje, subi√≥ al dormitorio, se quit√≥ la ropa deportiva, tratando de no hacer ruido, para luego deslizarse entre las s√°banas hasta quedar pegado a la espalda de su esposa y susurrarle muy dulcemente, ¬ęamor, hay una tormenta terrible¬Ľ….

Y ella, con su voz m√°s sensual, le respondi√≥: ¬ęY el gilipollas de mi marido, jugando al golf…¬Ľ

Vía e-mail

3 comentarios

  1. Mr.X

    Que chasco! :o

  2. Satr√ļstegui

    Que buen chiste…

  3. Mina Harker

    Yo la entiendo perfectamente, con lo cabezones que son los hombres para algunas cosas :).

© 2022 El Pito Doble

Tema por Anders NorenArriba ↑