Etiqueta: patente-hoygan

Patente de Hoygan: Gallinero de tontos del cipote

Patente de HOYGAN

HOYGAN hubo un tiempo en el que íbamos a cambiar el mundo. La era digital había llegado, la información circulaba más libre que nunca y nosotros éramos los destinados a liderar la revolución. A las vacas consagradas del periodismo analógico se les abrían las carnes pensando en nosotros, las estrellas de la incipiente blogosfera. Al menos eso creía fervientemente aquel día en que, tras leer un artículo de Edans en el que decía que con el advenimiento de la web 2.0 los perros irían atados con longanizas, levanté mis posaderas de la silla, sacudí los Cheetos del pantalón de mi chándal y pronuncié las siguientes palabras: ??Mamá quiero ser Blogger? ??Hijo, ¿eso qué es? ¿tú por qué no te buscas un trabajo honrado, de mamporrero, como tu padre?? ??Que no, que quiero ser Blogger y tener cientos de miles de visitas diarias y ser más influyente que Losantos? ??Huy, más visitas no que ya estoy harta de tus amigotes, me vacían la nevera y luego una todo el día limpiando como una esclava?.

Por supuesto al final, mi santa madre, después de varias horas explicándole lo que era el click y el doble click y jurarle y requetejurarle que todas aquellas visitas jamás pisarían el felpudo de la entrada, entendía que no se pueden poner trabas a un sueño y ha sido siempre uno de mis apoyos más incondicionales. Con mi cuenta en Myspace recién estrenada, aquellos primeros años de actividad blogueril incesante fueron los más fructíferos y reconfortantes de mi carrera. ?ramos pocos pero estábamos convencidos que la onda expansiva de nuestros posts se filtraría a todos los estratos de la sociedad en un tiempo muy corto. En mi blog escribía un poquito de todo, de política, tecnología, sociedad, deportes, cultura, economía, cine, papiroflexia, ajedrez, videojuegos, ecología, filosofía, religión, la SGAE, la Mula Francis, terremotos, arquitectura, supervivencia, zombis, David Hasselhoff, matanzas estudiantiles, naturismo, parafilias, pederastia, onanismo y hobbits. Pero en realidad no importaba el tema, lo verdaderamente original era mi perspectiva personal, mis vivencias sobre cada uno de estos asuntos, como así lo señalaban todos y cada uno de los comentarios que dejaban la media docena de visitas diarias que tuve en aquellos momentos álgidos.

Pero ??todo lo bueno se acaba?, por desgracia, como dijo el sabio aquel que ahora no me acuerdo de su nombre y en la Wikipedia no lo encuentro HOYGAN. Y los principales culpables de prostituir la blogosfera fueron esa marabunta de advenedizos y paniaguados autodenominados blogs de humor, a los que en mala hora abandonaron los granos de la prepubescencia. Ojalá hubieran seguido jugando al WOW hasta los 70 antes que dedicarse a escribir excrecencias mentales. Mancillaron nuestra reputación sin mácula y convirtieron a los bloggers en el hazmerreir de aquellos a los que íbamos a desbancar. Yo, que con mis profundos escritos y mis incisivas reflexiones sobre el próximo lanzamiento de Apple iba a nadar entre ingresos de Adsense, al final tuve que resignarme y tomar el primer trabajo de analista programador que se me presentó.

En cualquier caso no me quejo, he vivido cosas que ese gallinero de tontos del cipote jamás creerían: atacar servidores Apache más allá del DOS. He visto posts brillar en la blogosfera cerca de los Firewall de la República China. Al menos yo tuve algo más de suerte que aquellos compatriotas que no sobrevivieron a la Masacre de Myspace o a las Purgas de Blogger. Desde hace unas semanas el internacionalmente prestigioso Pito Doble tuvo la valentía de acogerme en su seno y, aunque no cobro un duro por mis escritos, al menos tengo la certeza de que el ideal de los irreductibles pioneros sigue vivo en cada una de mis soflamas.

PD: Mamá, comenta tú algo por lo menos HOYGAN

Patente de Hoygan: Cuando éramos honrados blogueros

Patente de HOYGAN

HOYGAN me acuerdo de aquellos tiempos tan cojonudos, cuando los hombres eran hombres y programaban con un ábaco en código máquina. En aquellos tiempos, nosotros, los primeros blogueros incorruptibles, nos respetábamos aunque uno hiciera un blog de tecnología y el otro de ganchillo. ?ramos una alegre muchachada de tíos golfos, burlangas, caimanes y buscavidas. Una pintoresca peña de tipos resabiados, sin escrúpulos, capaces de matar a su madre o prostituir a su hermana por colgar un post en Blogger, que el WordPress era una excentricidad por entonces. Básicamente éramos una panda de cabrones, pero como éramos amigos pues ahora miro atrás y me parto el pecho HOYGAN.

Por aquel entonces nos llevábamos bien todos, incluso los que hacíamos blogs de coña marinera. Cuando estábamos aburridos y no sabíamos que postear poníamos comentarios insultantes contra la SGAE en el Blog de Enrique Dans, y acto seguido mandábamos un email haciéndonos pasar por Tedy Bautista pidiéndole que chapara el blog: “Sr. Dans, deponga su actitud o nos veremos obligados a requisarle la Blackberry”. El Dans no se enteraba de nada y luego llegaba el primer EBE y le decíamos que era una broma nuestra, de los del PitoDoble. ¿De quieeeen?, decía. Pero nos daba igual, nos descojonábamos nosotros solos, autoproclamados reyes de la blogosfera.

Con tales antecedentes de prestigio y señorío, comprenderán que ahora, a veces, largue la pota HOYGAN. Contagiados del putiferio nacional, algunos blogueros recien llegados se curran hoy el estatus sin remilgos. Todo es un chupar pollas para que a cambio te la meneen, que ya me dirán que cojones de negocio es ese. Y no me hablen del Facebook y las puñeteras redes sociales que me quedo patedefuá, que ahora cualquiera sin saber ni lo que es un tag se da de alta y se cree Bloguer. MICROBLOGGING TU PUTA MADRE HOYGAN, que sería una santa pero vosotros estais corrompiendo el orden natural de la blogosfera con vuestras sandeces y tuiteradas. Los blogueros de BERDAD DE LA GüENA, de lo único micro que quieren postear es del tamaño de las vergas de tanto advenedizo, OSTIA YA.

© 2017 El Pito Doble

Tema por Anders NorenArriba ↑