Si hay un anuncio que está dando mucho que hablar ahora es el nuevo spot de Caldo de Pollo Gallina Blanca:

A unos les parece muy simpático y gracioso, a otros muy malo y una aberración, las opiniones están divididas. Hemos mandado al pollo a averiguar quién es el responsable de esta idea y nos hemos encontrado con que el creativo que está detrás era, como no podía ser de otra manera, Gumersindo Palomeque, director de la agencia publicitaria Limón Fucsia, responsable de otro famoso anuncio de hace 4 años y por el que estuvimos hablando con él aquí en este blog.

gumer.jpg

Pito Doble: Buenas tardes, señor Palomeque, encantados de volver a entrevistarle

Gumersindo Palomeque: Buenas, tardes, creí que les había dejado claro que no quería volverles a ver por aquí cuando les eché de mi casa

PD: Bueno, bueno, pelillos a la mar, de eso hace muchos años… Así que vuelve usted a estar en el candelero con un nuevo y original anuncio…

GP: Por supuesto, en Limón Fucsia hacemos anuncios que no dejan indiferentes, y éste es uno de ellos.

PD: Pero el spot está teniendo muchas críticas en internet, en twitter ¿cómo se lo está tomando?

GP: A mí me suda el nabo, la verdad. El anuncio funciona, la gente lo ve, se divierte y habla de él. Yo, mientras no lo critique @elbaronrojo en su twitter, estoy tranquilo, pero como lo haga, nos hunde.

PD: Es amigo nuestro, si quiere podríamos llegar a un acuerdo…

GP: ¿Me está usted sobornando o chantajeando? ¿Cuanto pide?

PD: Un doblón de oro y un pollo de goma con polea enmedio

GP: No sé, no sé, déjeme que me lo piense…

PD: Volviendo al anuncio, la principal crítica viene del exceso de los efectos por ordenador, ese niño haciendo una pirueta mortal y bailando mientras canta con voz de pito, dicen que no está muy conseguido, que canta mucho el ordenador…

GP: No, no, no…. la gente está muy equivocada ¡ahí no hay efectos de ordenador en absoluto! Es el niño el que en realidad salta y baila así.

PD: ¿En serio?

GP: Sí, sí, ese niño es mi sobrino, el de mi cuñao, el que se parece a Richard Clayderman, un crack, el chaval

PD: ¿Pero cómo consiguieron que hicioera eso?

GP: Le metimos unos tripis en los cereales y un poco de ácido en el zumo. Le duró el efecto un par de días. Unas risas…

PD: ¿Y su hermana y su cuñao?

GP: Me han retirado la palabra, aunque me han mandado una carta, imagino que para que nos reconciliemos, lo que no sé es por qué lleva el sello del juzgado.

PD: Bueno, señor Palomeque, pues muchas gracias, ha sido un placer de nuevo.

GP: Lamento no poder decir lo mismo.