Me reconforta saber que en un universo paralelo me estoy comiendo ese helado de vainilla que tanto se me antoja en este