Me lo acaba de soplar Garrafa: la ministra de Cultura, tras su varapalo en el Congreso parece que va a volver momentáneamente al cine, pero no como guionista o directora, sino en esta ocasión delante de las camaras, como actriz en el nuevo proyecto de Pedro Almodóvar.

Esta película -ha declarado el director manchego- quiere emocionar, sensibilizar y al mismo tiempo apoyar a esta gran mujer y su cruzada a favor de los creadores en este país. Relata lo que ocurriría si se aprobara algún día su controvertida ley, pero con estilo muy mío, en el que he vuelto a mis orígenes. La película también cuenta con cameos de Ramoncín y Alejandro Sanz, y. como no, con mi Chus Lampreave, en el papel de la chacha del presidente de la SGAE que se baja de internet música heavy a sus espaldas.