Kritika de sine: Un Profeta

Esta es una peli muy didástica, de esas que aprendes taco. Me quedo con dos enseñanzas muy importantes.

1ª lección: En Francia los presos se tienen que pagar la comida, y si no tienes dinero tienes que currar haciendo lo que sea, incluso punto de cruz, para ganarte el pan. Como contrapartida, te dan una baguette enorme entera para tí solito todos los días (yo es que creo que en Francia el pan está muy subvencionao porque en los restaurantes no te lo cobran aparte como aquí).

“la baguette y el cine, los productos más subvencionados en Francia”

2ª lección: Si no has podido ir a la Universidad no te preocupes, las cárceles francesas son mejores que la Facultad de Empresariales de tu ciudad; aprendes idiomas, habilidades directivas, y todo con profesores de amplia experiencia y reconocido prestigio, en un ambiente de exquisita multiculturalidad. Si aprovechas bien tu tiempo puedes salir hasta con un gran proyecto empresarial montado.

“el método socrático de enseñanza es la técnica más utilizada en las cárceles de Francia”

Vamos, que me estoy planteando asaltar la caja del Eurodisney a ver si aceptan mi ingreso. Deseadme suerte.

2 Comentarios

  1. Como la escuela peripatética no hay nada… Sobre la película: Po te sube la brageta. Ya, un comentario a la altura de la crítica, ¿que no? :p

  2. Me han pasado dos cosas con tu post:

    1ª quiero una baguette de jamón
    2ª yo que siempre he creído en la educación y demás ¿para qué montar una escuela si puedo montar una cárcel?

Los comentarios están cerrados.

© 2019 El Pito Doble

Tema por Anders NorenArriba ↑