Tarta de queso

Estoy tan harto de escuchar que ya no somos un blog de humor, que me han convencido. Sí, efectivamente, vamos a transformar el blog. Así que pensando en que podíamos reconvertir el pitodoble, se me ocurrió que hace tiempo, escribíamos sobre cocina. Esto es una autentica receta de Tarta de queso, contada desde mi experiencia personal. Ni mas ni menos.

Festivamente. Me sentí Arguiñano por momentos y me dije: ¿Que hago? que estoy burrío. Pues una tarta. Al principio pensé en una tarta de piña, de melocotones flameados (en serio, no os riáis que os veo) o de manzana, incluso. Pero al final de decidí por la de queso, ya que esta, no la había intentado hacer nunca.

Puse “Tarta queso recetas” en gugel y lo primero que encontré, lo seguí.

Os pongo mi variante de la receta que aparece en el estupendo blog de Directo al paladar.

Ingredientes:

  • Una tarrina de queso de untar, por ejemplo: Philadelphia (blanca, nada de con sabor a salmón ni cosas de esas, que te conozco)
  • 3 huevos
  • 3 yogures naturales (yo los eché azucarados)
  • 3 cucharadas soperas de harina de repostería
  • 10 cucharadas de azúcar (le podéis echar más o menos, pero con esa cantidad está bien
  • Galletas para la base
  • mantequilla sin sal para la base

Preparación:

Para la base, pilla la batidora y machaca unas 20 galletas maría de las de toda la vida, de las que te daba tu madre (como a mí) para merendar hace 20 años y las mojabas en leche fría y metías hasta el puño en el vaso y después tu madre te reñia: Niñooooooooooo que jaaseeeeeeeeeeeeee!!!! Ojú que jartura de niñoooooo de verdad. ¿por donde iba? Ah, sí. Pues eso, que metes a la madre en la leche, digooo, metes las galletas en la batidora junto con la mantequilla y le dáis al botoncito. Ahora, enchufad la batidora (como yo) y le volvéis a dar al botón, ¿a que ahora sí funciona?
Pillad una cucharita para despegar del fondo las galletas porque se quedan pegadas las muy $fgfdax%!!

La cantidad de mantequilla a echar es importante, porque si os pasáis, (como yo) os quedará demasiada pringosa y luego se despegará del resto. Tenéis que echarle lo justo para que la galleta machacada sea consistente. Aproximadamente la tercera parte de un bol de mantequilla de esos que venden de unos 125 gramos. Recordad que sea sin sal, porque si le ponéis con sal, os quedará de sabor la base muy fuerte (como a mí).

Mirad como me quedó de mona:

Enciende el horno a 200º para que se caliente (no lo pongáis a 200º para que se enfríe, porque luego la tarta no se hace, de verdad).

En un bol mezcla todos los ingredientes (excepto los de la base) y bátelos hasta que quede bien disuelto y sin ningún grumo. Si has utilizado antes la batidora para lo de las galletas, límpiala antes, no seas flojo (como yo) porque quedarán mijitas de galleta.

Unta el molde con mantequilla (sobre todo por los bordes) y vierte la mezcla.
Ya puedes meterlo al horno y bajar la temperatura a 170º para su cocción.
En 20 o 25 minutos estará lista (mentiraaaaaa, me llevé yo por lo menos 15 minutos mas, esperando “to preocupao” pensando que el horno no funcionaba).

Utiliza el truco del palillo, pincha en la tarta y si sale limpio, (mentira también, siempre se os va a quedar pegado algo de la mezcla, pero si véis que los bordes están tostaditos, apagad el horno).

A continuación, déjala enfriar un poco fuera del horno, llevándola después al frigorífico. Si te la quieres comer en una hora o menos (como yo), una vez esperado unos 15 minutos fuera, ponle un plastiquito de esos transparentes por encima, y al congelador con eeellaaaaaa, hombre ya, que tol mundo quiere pillar tarta y están esperando, y dándote la vara, ¿illo, está la tarta?, ¿quillo, todavía no está fría? ¿Nemo, que tengo jambre? Ofú que pesá es la hente, joé. Po la próxima la haces tú y dejas de dar polculoya.

Puedes decorar la tarta de queso con mermelada de frambuesa o con la que más te guste, le dará un sabor particularmente bueno. Esto no os lo recomiendo, porque la gente es mu pejigera, y os van a dar el coñazo (como a mí): “Yo no quiero de ciruelas, la quiero de fresa”, “a la mía no le eches ná”, “No le eches tonterías por encima”. Tu te llevas dos botes de mermelada, de esos que llevan el frigo dos años, y el que quiera que le eche potinge y el que no, pos a secas… o con un vasito de leche de esos que te ponía tu madre donde metías el puño hasta…

7 Comentarios

  1. Sólo para angloparlantes.

    Tarta de queso y fresa, en slang, significa:

    http://www.urbandictionary.com/define.php?term=strawberry+cheese+cake

    Llevando el témino troll a nuevas cotas de altura.

    Un placer.

  2. Ahora no sé cuál de las dos tartas de queso preparar y como no aparece la fotografía, tampoco sé cual fue la que preparo el Capitán. OMFSM! xD xD xD xD

  3. Nemo, que estamos en operación biquini, por dios!!(fu)

  4. Tengo una receta muy fácil. Pon en una batidora tres huevos, 1/4 de litro de leche fresca, 1 bote pequeño de leche condensada y 1/4 de kilo de queso fresco (si tiene una pizca de sal contrasta muy bien con la leche condensada). El batido se pone en una fiambrera caramelizada (de esas de acero que se cierran herméticas). La cerramos y la ponemos al baño maría durante unos 15 minutos en la olla express. Esta también es de régimen.

  5. Sortea la de la foto!!!!

  6. Me encantan tus posts de Arguiñano, me parto con tu forma de contar las recetas XD (y)

Los comentarios están cerrados.

© 2019 El Pito Doble

Tema por Anders NorenArriba ↑