La mujer está desnuda, mirándose en el espejo. No está nada contenta con lo que ve y le dice al marido;

– Estoy horrible: vieja, gorda y fea… Cariño, necesito un un elogio tuyo.

Y el marido le responde: «¡Tienes una vista perfecta!».

Chistecito recibido por mail