¿Se acuerdan de este viejo chiste?:

Un tipo se ha dejado las llaves del coche dentro y está con un alambre intentando abrir el pestillo de la puerta a través de una rendija de la ventanilla, pero no hay manera. La mujer se pone a decirle:

– Un poco más a la derecha… ahí… ahí…. ¡uy! Venga, otra vez… más arriba… no, no tanto… ahora… ¡joder! ¡qué malo eres!

Y entonces el nota le contesta:

– ¡Claro, desde dentro del coche se ve todo muy fácil!

Pues ahora lean la siguiente historia y díganme si no vivimos en un país de gilipollas… XD