Peor que un grano en el culo (y Parte III)

(Continuación de Parte II)

Ya una vez en casa, comienza el verdadero suplicio (y no me refiero al hecho de tener que sentarse en un flotador de niño o que al levantarte o moverte te duela tela, que también) sino a las curas. Tengo que ir todos los días al centro de salud a que me hagan una cura, que básicamente consiste en limpiarme la herida y que me introduzcan una gasa en ella. Eso duele tela. El abceso/fístula suele salirle a la gente en el mismo sitio: justo donde la espalda pierde su casto nombre y comienza la raja del culo, pero yo he tenido la suerte de que me salga bastante más abajo, justo al lado del ojete.

Aquí tenéis un riguroso y científico croquis anatómico hecho con un software de gran precisión para saber dónde se encuentra la fístula, o sea el “bujero”

El problema es que al tenerlo tan cerca cada vez que quiera plantar un pino tengo que sacarme la gasa y luego limpiarme muy bien con agua y ducharme e ir entonces a hacerme la cura para que me pongan otra. Tengo un enfermero asignado, Miguel Ángel, que es al que tengo que ir, pero la primera semana, entre que hubo días festivos y que otros días él no pudo ir, cada día me atendió una persona distinta, y cada uno a su manera.

Si a eso añadimos que en esa consulta entra y sale más gente que en el camarote de los Hermanos Marx, yo creo que me ha visto el culo más gente que a Nuria Bermúdez. La verdad es que en más de una ocasión me he acordado de este memorable momento de la hierbas en el ginécologo, en Aquí no hay quien viva:

Como digo, ha habido quien los ha hecho mejor o peor, pero el tercer día, ante la ausencia de mi enfermero, me tocó una compañera suya (a la que Mina llama “la Loreto Valverde”, por ser una rubia de pelo largo y voz de pito) pero que yo llamo simplemente “la nazi”

Madre mía, qué daño me hizo esa tía ese día. Mina es testigo de los gritos que pegué. Decir que vi las estrellas es quedarme corto, por lo menos vi naves de guerra ardiendo más allá de Orión y rayos-c resplandecer en la oscuridad, cerca de la puerta de Tanhauser. Y no sólo me dolió durante la cura, sino que me dejó dolorido para todo el día. Dijo que ella había estado curando a su hermano de lo mismo. “Pobre hermano”, dijo luego Mina.

Al día siguiente por fin me tocó mi enfermero, Miguel Ángel, y me dijo “Tranquilo, que te veo muy pálido, estás blanco” ¡Coño, no iba a estar blanco! Tras la experiencia del día anterior no era para menos. Además, unos minutos antes, mientras lo esperaba, salió la nazi y me dijo: “¿Qué esperas a Miguel Ángel? Vale, debe estar al llegar, si no viene, te curo yo”. Y UNA REVERENDA MIERDA, pensé, yo voy a buscarlo a su casa si hace falta.

El caso es que ya por fin me atiende mi enfermero, que tiene mejor mano que la nazi y además un buen sentido del humor, con lo que, salvo los fines de semana, que me toca quien esté de guardia, el resto de días voy más tranquilo.

Mi enfermero, Miguel Ángel, por lo que he averiguado en Intenné, en sus ratos libres se dedica a pintar iglesias o algo así…

La primera vez estaba yo tumbado boca abajo en la camilla y oigo a Miguel Ángel que dice: “Hombre, ¡esto tiene muy buena pinta!” a lo que yo respondo “Espero que se esté usted refiriendo a la herida…” Tras las risas, sobre todo de Mina y otra enfermera que había allí, me contesta (dándome una palmadita en el trasero) “Sí, claro, pero… ¡y lo otro también!”.

Yo lo pasaba mal mientras introducía la gasa, pero él lo pasaba mal cuando me veía intentar bajarme de la camilla con dificultad “¡No me hagas el número de la cabra!” me decía XD

Miguel Angel nos recomendó (como hicieron otros compañeros suyos anteriormente) que me vendría muy bien unas gasas que llevan plata (Aquacel AG), que hace que cicatrice la herida mejor y más pronto, pero que como eran caras no las tenían allí ni las recetaban. Pero si yo las compraba y las llevaba, me las pondrían. Yo le contesté que el dinero no era problema, que si con eso iba a estar menos tiempo con las curas, me daba igual meterme plata, que oro, que platino, vamos, ¡que iba a una joyería si hace falta!. Al final las compramos y parece que están haciendo su efecto (el primer día que las probé anda que no escocía y dolía) pues parece ir todo más rápido y mejor desde entonces.

Mi madre me contó el otro día que estuvo hablando por lo teléfono con mi sobrina La Hoygan y al contarle lo que me pasaba ella dijo: “Pobrecito… ¿y cómo come?” A lo que mi madre le respondió extrañada “Pues cómo va a comer ¡con la boca como siempre! ¿qué tendrá que ver?” y ella replicó “Pero cómo hace para sentarse para comer ¿O ES QUE COME DE PIE?”. Esta Hoygan, siempre nos sorprende con su lógica XD (por cierto, ayer me pidió mientras hablaba con ella por Skype que os dijera que en breve pondrá un nuevo vídeo sobre la nevada que cayó en Barcelona).

El ritual que sigo con lo de las curas es otra historia. Resulta que como os expliqué al principio, debido a la cercanía del ojete es imprescindible quitar el apósito antes de plantar un pino y entonces lavarme y ducharme, incluido también un baño de asiento con agua y betadyne, cómo me estoy acordando de esto ahora:
NYDomSSPhXw

Para quitarme el apósito y sacarme la gasa necesito de la ayuda de Mina, quien pacientemente todos los días me ayuda con ello no sin repetir “ay, Dios mío, que yo no he nacido para enfermera…” De hecho, el primer día casi se desmaya y el segundo, que me hizo algo de daño al tirar de la gasa le confesé “Me he aguantado el gritar para que no te desmayaras”. Pero la verdad es que se está portando muy bien y cada vez lo hace mejor (la mejoría y cierre paulatino de la fístula también ayuda).

Luego, como solución temporal hasta que llegue al centro de salud me pone una especie de compresa que aunque ponga en la bolsa “Tena for men” uno no deja de pensar en la “Tena Lady”, de hecho Miguel ángel me dijo un día al verla: “Anda que… quién te iba a decir a ti que ibas a estar usando esto…”. “Eso digo yo -repliqué- que quien me iba a decir que iba a terminar yo como la Concha Velasco, con esto”

Un día fuimos a la cura y al llegar a la sala de espera olía fatal. Se había atascado una alcantarilla y estábamos todos allí que nos íbamos a caer redondos al suelo. Todos con un pañuelo en la nariz y Mina repartiendo colonia en los pañuelos. Qué mal lo pasamos. Ahí Mina sí que estuvo a punto de terminar en el suelo sin conocimiento. Y una de las pacientes diciendo “pues yo no huelo ná, porque tengo la nariz taponá”. Pues menuda suerte, porque aquello más que un centro de salud parecía el alcantarillado de unas letrinas.

En fin, que aquí andamos, todavía con las dichosas curas, pero cada vez mejor. Uno pierde ya hasta la noción del día en que está. Pues no voy y le digo el otro día a Mina: “Que curioso, llevo toda la mañana con la sensación de que es domingo, cuando en realidad es sábado” Y Mina me mira con los ojos muy abiertos y me dice “Quater… es que hoy es domingo…”

Dicen que la probabilidad de cura/reincidencia de estas cosas es del 50%. ¡Ay, madre! Tiraremos una moneda para decidirlo.

Que alguien me deje una con dos caras, por favor.

25 Comentarios

  1. Grandioso final de la épica trilogía, ¿para cuando la secuela? (spi) :mrgreen:

  2. ¡Espero que no haya secuela, por Dios! :s

  3. Tu estás seguro que en la bolsa pone Tena for men? ;)

    La verdad es que “pa ser hombre” :) está siendo mucho mejor enfermo de lo que esperaba, si hubiera sido al revés seguro que yo lo hubiera llevado mucho peor :$

    Menos mal que la cosa aunque lenta, cada día va a mejor :)

  4. me lo estoy pasando pipa…. no, no con tus desgracias Quater, sino con la forma de contarlo XD

  5. Por lo menos el Miguel Angel te ha dejado el culo muy bonito con esa pintura.
    xD xD xD xD xD

  6. Espero no padecer nunca de eso….

  7. Hace un ??cremito? con pasta de asadura para bebé + crema de urea, algunas gotas de óleo de amándola y aloe vera, como la encontré. Cuida que no esteja muy oleoso y pasa en la herida después de la higienización con agua boricada.

  8. Quiero decir “almendra”.

  9. acabo de leer las 3 partes de un tirón, que épica, que prosa, que soltura, que lástima, que dolor…. que no me pille nunca.

  10. ¡Que grande Quater! Me has arrancado carcajadas en el trabajo y han flipado…xD xD

    Esperemos que te recuperes pronto y que no tengas que volver a pasar por ese suplicio (aunque si todo lo cuentas todo con esa gracia no estaría nada mal :))

    ¡Un saludo!

  11. Buenooooo.. me alegro de tu recuperación… Lástima para nosotros de sea tan pronto porque hacía tiempo que no me reía tanto… (b)

  12. jajajajaja. q descojones tio, hoy me han preguntado en la ofi q como terminó el chico ese del culo, y me he acordado de entrar.
    q arte tienes contandolo!!!espero q mejores rapido!!!

    y a lo de las curas te entiendo, me estuvieron curando la cesárea durante un mes,a basa de limpieza cn gasas kilometricas, y esa zona no es mucho menos sensible q la tuya :S

  13. Que no le falte de ná a ese culito….

    Animo que queda poco..(b) (b)

  14. Madre mia….casi me muero con la trilogia jajajaja esta va a favoritos en Opera jajajaja que pasada jajaja xD xD xD xD

  15. xD

    Dios, que identificado me siento… yo hace dos años pasé lo mismo y la verdad es que no se lo doy a pasar ni a mi peor enemigo.

    Ánimo tio, y como consejo posterior pa que no vuelva a salir, y si que suene a coña, depilate bien los pelos del culo… (me acabo de acordar de ésto: http://www.geomundos.com/internet/basurero/como-depilarse-los-pelos-del-culo_doc_56.html).

    Mucho ánimo

  16. Joder… por un lado me siento mal pensando en que me estoy descojonando con todo esto (por cómo lo cuentas)… xD

    Por otro lado me siento peor por pensar en lo que debe de doler… :s

    Por cierto… ahora entiendo este emoticon… (_|_) ¡¡¡Es tu enfermero haciéndote una cura!!! :p

  17. Cuater “culo de acero” me he leio las tres historias del tiron y se me ha caio la lentilla de la risa xD

  18. Por que no hay video de todo esto jaja

  19. Menudo calvario que te ha tocado sufrir, al menos todo vale para anecdotillas…

    En el video de la Hierbas las piernas son mas falsas que los pechos de una stripper, parecen las de una Nancy de tamaño real.

  20. A mi me operaron de algo parecido (sinus pilonidal), osea una bola de pelo, en la rabadilla. Quién me rasuró fué una monja. La mujer bajaba cada vez más con la maquinilla, hasta que llegó a la salida del “tunel oscuro” y al notrme semejante cosa en semejante parte le digo: ¿es necesario llegar tan abajo. Si lo mio es en la rabadilla?; ella, muy previsora me dice: !Es por si hay complicaciones!:| :|

  21. Quater!!! no sabes como me identifico con parte del relato, al menos con la parte menos amarga, porque yo tuve la suerte de que mi “médica” decidió que no era necesario operar. Ahora me gustaría encontrármela y comérmela a besos!!!

    Eso sí, la digna exhibición de mi fístula pasó por al menos 7 profesionales de la ciencia médica, más los que “pasaban por allí”.

  22. Un día me juré no escribir nunca en este blog, pero… ante lo que acabo de leer, Quater eres la polla, sabes mas que yo de apósitos hidrocoloides, gasas argenticas y demas casquería hospitalaria, ánimo y recuerda la frase de un compañero mío: “el quiste dermoide es como la suegra: siempre vuelve”

    • ¡Coño Cece, qué alegría verte por aquí! ¿Por qué juraste no escribir en este blog? Ains, yo que fui hijo adoptivo de la “Peña de la Bota” ;)

      A ver si nos vemos, que hace ya muchos años de la última vez y se me está olvidando tu cara de feo :P

  23. Quarter! lo has clavao macho. Hace 3 años que pasé por “exactamente” el mismo proceso que tu. Te juro que mientras lo leía, por momentos pensaba que estabas hablando de mi… Lo de los diferentes enfermeros, también me pasó a mi, y hay que ver que diferencia de unos a otros…

    En fin, he de confesar, que tres años después el put* grano está volviendo a aparecer 🙁 asi que me parece que en breve no me quedará más remedio que volver a pasar por esta “graciosa” historia… Espero que la experiencia sirva para algo…

    Un saludo y mucho ánimo!

Los comentarios están cerrados.

© 2019 El Pito Doble

Tema por Anders NorenArriba ↑