Garrafa pide un empujoncito

El otro día a las 3:00 A .M., suena el timbre de mi casa, abro la puerta y al abrir me encuentro con Garrafa en estado normal, osea, borracho, diciéndome:

– ¿Nemus, por favor, me harías el favor de empujarme un poco, que… ?

Yo, to dormio, le interrumpo indignado:

– ¿Pero como te atreves a llamar a mi puerta a las 3 de la mañana, conioooooo? Yo a usted ni lo conozco (mentira, pero lo mismo colaba) y en tres horas me tengo que levantar para irme a trabajar. ¡Deja de molestarme y vete de mi casa!

Garrafa se disculpa y se va obediente y cabizbajo. Regreso a mi cuarto, muy molesto; me quedo insomne y empiezo a sentir un poco de remordimiento de conciencia y pienso:

“Y ¿si me hubiera pasado a mí? Si mi coche se quedara tirado en medio de la noche y nadie me ayudara a empujarle? Debemos ayudar al prójimo… ¡sabe Dios lo lejos que estará el próximo bar… ¡Hay que ser solidario!.

Total, que decido salir a buscar a Garrafa. Abro la puerta y ya no había nadie, no vi más que el parque de enfrente medio a oscuras, así que decido gritar:

– ¿Garrafaaaaa? ¿Donde estaaaaaas?

… … .. ..

Y en eso que se oye a lo lejos al nota:

– ¡¡¡Aquiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!… ¡¡¡En los columpioooossss!!!

8 Comments

  1. No se porqué, pero mestoy descohonando xD

  2. xD Joder, es que conociéndolo podría ser totalmente real XD

  3. no se como ripitiros que no hableis de mi vida privada XD

  4. HAYYYYYYYYYYYY pobrecito GARRAFA!!!!! que mal amigo..¿Q te costaba hacerlo pasar?

  5. xDDD Teniendo amigos así.. quien necesita enemigos?

  6. Si bebes no conduzcas…

Comments are closed.

© 2016 El Pito Doble

Theme by Anders NorenUp ↑