La cerveza no engorda, engordas tú.

Vía: Halón Disparado