Historia para no dormir

Esto me ha llegado vía e-mail en formato powerpoint. Aquí os lo dejo para vuestro disfrute (y acojone???)

esqueletos

La historia ocurrió hace algún tiempo y aunque parezca sacado de una película de Alfred Hitchcock, dicen que fue real y que pasó cerca de Las Canteras de Puerto Real, en Cádiz.

Un hombre estaba parado a la orilla de la carretera a medianoche haciendo autostop, mientras estaba cayendo una tormenta tremenda. Pasó un tiempo pero nadie se paraba para llevarlo. La tormenta era tan fuerte que apenas si se alcanzaba a ver a unos 3 metros de distancia.

De repente, vió como un coche con las luces apagadas se acercaba lentamente y al final se detuvo frente a él.
El hombre sin dudarlo, por lo precario de su situación, se sube al coche y cierra la puerta. Mira hacia el asiento de al lado y se da cuenta con asombro de que nadie va conduciendo el coche.

El coche arranca suave y pausadamente. El hombre comienza a escuchar voces que susurran algo que no entiende y oye jadeos y quejidos, pero no hay nadie dentro del coche. Mira hacia adelante, hacia la carretera y con horror se percata de que se acerca a una curva.

Asustado, comienza a rezar e implorar por su salvación al advertir su trágico destino. Aún no ha terminado de salir de su espanto cuando, justo antes de llegar a la curva, aparece una mano tenebrosa por la ventana del chófer y mueve el volante lentamente pero con firmeza.

Paralizado por el terror y sin aliento, medio cierra los ojos y se aferra con todas sus fuerzas al asiento; inmóvil e impotente ve cómo sucedía lo mismo en cada curva del oscuro camino y los quejidos y jadeos aumentaban en cada momento, lo que le provocaba tal espanto que cada vez se acurrucaba más en el asiento.

De pronto escucha unas voces jadeantes que le dicen…
– No te escondas, que te vemos,…. ¿por qué te escondes?

Totalmente helado por el pánico, tras varios segundos sin atreverse a contestar, y ante la insistencia de las voces que le repetían lo mismo una y otra vez, responde…

– Por favor no me hagáis nada!, ¡Por favor…. no!

– ¿Qué no te hagamos nada mamón? !!!!, como no salgas del coche y empujes como los demás, te vamos a inflar a ¡¡¡¡¡HOSTIAS!!!!!

2 Comments

  1. JAJAJAJAJAJAJA, no la vi venir……este va para la gabetita de los mejores :-D

  2. Joe, que mieo. A mi siempre me dio yuyu las canteras. Por eso en la feria no me salgo de la caseta del estudiante.

Comments are closed.

© 2016 El Pito Doble

Theme by Anders NorenUp ↑