El cazador cazado

Oso orinando

Juan estaba emocionado con su nuevo rifle, así que se fue a cazar osos. Se encontró con un pequeño oso de color marrón y le disparó. Entonces sintió un golpecito sobre su hombro y se dio vuelta y vio un gran Oso Negro que le dijo:

– “Tienes dos opciones. O te golpeo hasta la muerte o nos entendemos con sexo”.

Juan decidió agacharse. Aunque se sintió dolido por 2 semanas, rápidamente se recuperó y juró venganza. E inició otro viaje para encontrar al Oso Negro y cuando por fin lo encontró le disparó. Entonces sintió otro golpecito en el hombro. Esta vez un enorme Oso Grisáceo estaba a su derecha. Era más grande que el Oso Negro y le dijo:

– “Esto te va a doler mas a ti que a mí pero tienes dos opciones. O te golpeo hasta la muerte o nos entendemos con sexo”.

Otra vez Juan pensó que era mejor perder su dignidad que su vida. Aunque sobrevivió, pasaron muchos meses hasta que logró recuperarse. Ultrajado, se dirigió de nuevo al bosque con una sola meta: ¡¡Venganza!!

– Logró encontrar la pista del Oso Grisáceo, lo ubicó y le disparó. De nuevo sintió un golpecito en el hombro, se giró y vio un gigantesco Oso Polar mirándolo fijo, que le dijo:

– “Admítelo Juan, tu no vienes a cazar.”

Vía e-mail.

5 Comments

  1. Jajajajajajajajajaja

    Aunque hacía mucho tiempo que no oía ese chiste, no puedo evitar volverme a reír.

  2. Yo no lo había oído nunca, y hoy se lo contado a mi madre y hermanas y se partían de risa. Mi padre es cazador pero no he tenido valor para contárselo porque es un hombre muy conservador, y aunque le haga gracia nunca se va a reír.

  3. ???? Se Siente identificado, Supongo ???? :p

  4. Juaaaaaaaaa, es super viejo pero sigue haciéndome muchísima gracia, vaya crack el Juan ese, menudo goloso.

  5. Qué bueno!

    Ya tengo chiste para la fiesta de Reyes ^^

Comments are closed.

© 2016 El Pito Doble

Theme by Anders NorenUp ↑