Llevaba unos días que era una mujer pegada a una bata y unas zapatillas, y ayer tempranito me llamaron unos amigos para ir a desayunar. Estando desayunando me dijeron que iban a ir a Jaén de compras y que me fuera con ellos, que para la comida estabamos de vuelta.

En un primer momento me negué, pero de poco me sirvió, y antes de que me quisiera dar cuenta ibamos los cuatro montados en el coche, mi amiga A, su marido P su niña de 4 añitos E y la que suscribe.

Íbamos montados en el coche los cuatro y la cotorra de su PDA con GPS que cada cierto tiempo, decía “Posible radar a la vista“.

Gps

Cuando estábamos llegando a Jaén a P se le ocurrió que mejor nos íbamos a Granada y así fue.

Estábamos pasando por Albolote, casi llegando a Granada, cuando la PDA dijo:”Se acerca un punto negro de esta carretera“. En ese momento la pequeñaja que había estado callada durante todo el viaje dijo sus primeras palabras:

E: Mamá, ¿es que las carreteras tienen naríz?.
A: ¿Cómo?…. jajajajajajaja

Fuimos al Hipercor y compramos Lotería del Niño y después nos trasladamos Kinepolis. ¡Peaso de Complejo Comercial!… Había oído hablar de él, pero la verdad no me lo imaginaba así tan grande.

Estuvimos en la parte de los cines, en dónde descubrimos que el Marca lo dan de forma gratuita. También entré en una tienda en la que merqué un muñecajo para meter el pijama para mi sobri, que he estado a punto de quedarme para mí :-).

Después entramos en el Media Markt (el cual odio) y mientras ellos buscaban sus cosas yo compré 3 DVDs.

Nuestra última parada fue en el Restaurante Las Peñas, que está en Albolote, y que os recomiendo. El menú vale 8 euros de lunes a viernes y 10 los fines de semana. Lo mejor que tienen es el marisco que ponen, !qué buena pinta…¡, no pienso morirme sin probar una de esas langostas :-).
.