Mi primer sabañón



Saba?±?³n

El otro día hablando con una compañera de trabajo me dijo que era muy propensa a tener sabañones. Yo le comenté que nunca en la vida había tenido uno, y si antes lo digo antes me aparece :-( . Por si acaso también voy a decir: ??Nunca me ha tocado la Lotería del Niño?. :-)

Bueno pues el dichoso sabañón me ha salido en el pie, por andar descalza y no veas como pica el condenado, cuando mi pie esta calentito. Esta tarde estaba sentada en la mesita camilla con el brasero puesto, viendo por segunda vez la película Crash (muy buena película si señor), y el picor no me ha dejado verla en paz.

Como nunca he tenido uno pues no tenía ni idea de que hacer para calmar el picor, o eliminarlo, y mis padres no estaban, así que he buscado en Internet remedios y me he encontrado con un montón. Vamos que el que tiene un sabañón y no usa alguno de ellos es porque quiere :-).

Aquí os dejo una recopilación de ellos por si algún día lo necesitáis. Yo empezaré con el del aceite de oliva que por estas tierras abunda a ver que tal. Además ya me he comprado yo unas buenas zapatillas rojas para que no vuelva a pasar.

- Colocar una uva abierta sobre el sabañón agarrado con una tirita.

- Castaño de indias: Uso externo, los frutos de esta planta pueden utilizarse para el tratamiento de los sabañones. Hervir un puñado de nueces. Una vez hervidas, se quita la piel y se machacan hasta convertirlas en una pasta que se aplicará en forma de emplasto sobre la zona afectada tapándola con una gasa.

- Mezclar alcohol y alcanfor a partes iguales y frotar el lugar de los sabañones. Se curan a los pocos días.

- Aplicar Vicks Vaporub en la zona afectada y envolverla en papel de periódico o bolsa de plástico. En varios días habrán desaparecido.

- Los sabañones se curan frotándose con el fruto maduro de una planta llamada berenjenas de moro, envolviendo los sabañones con una gasa. Aplicar el remedio durante unos días.

- Aplicar sobre los mismos aceite de oliva.

- Ortigas. 1 puñado de ortiga y las ponemos en un poco de agua, las dejamos hervir 15 minutos. Echamos esa agua en una pila o bol grande e introducimos la parte afectada por sabañones en esa agua, intentando aguantar hasta que el agua enfríe. Nos secamos y si nos sigue picando, volvemos a hacer la misma operación hasta que desaparezcan por completo.

- Un remedio sencillo, a base de corteza roble, que le ayudará notablemente, consiste en tomar baños calientes con su decocción. Para ello hierva a razón de un puñado de las cortezas de roble (Quercus robur L.) en un litro de agua, durante 5 minutos a fuego lento y tapado. Déjelo en reposo durante 7 minutos, cuélelo y proceda al baño caliente. Si lo desea, puede efectuar el baño caliente anterior añadiendo cola de caballo (Equisetum arvense L.) del mismo modo al que se ha explicado ya. Ya que por su contenido en taninos, cuando aplicamos esta planta por vía externa, tiene propiedades cicatrizantes.

- La maravilla silvestre para aliviar las molestias causadas por los sabañones. Para aplicaciones externas, extrae el jugo de maravilla (Calendula arvensis L.) fresca y se aplica sobre la zona afectada.

- La aristoloquia está indicada en el tratamiento de los sabañones. Puede emplearla preparando una decocción de 30 g de raíz de aristoloquia (Aristolochia clematitis L.) en 1 litro de agua y dejando hervir durante 10 minutos, y con el líquido obtenido lávese los sabañones. Precaución: La aristoloquia es una planta extremadamente tóxica, por lo que sólo debe emplearse en forma externa, y en caso de embarazo no usar ni siquiera externamente porque puede inducir contracciones.

- Friccione los sabañones sin abrir, con un aceite caliente preparado con pimentón y mostaza, ya que activan la circulación y aceleran la curación. La forma de preparar este aceite caliente consiste en poner una cucharadita de pimentón (Capsicum annuun var. minimun L.), 2 cucharaditas de raíz de jengibre (Zingiber officinale R.), 2 cucharaditas de semillas de mostaza negra (Brassica nigra L.) y 1 taza de aceite de oliva. Frote con el aceite preparado las zonas afectadas.

- Realice baños de jengibre para prevenir y tratar los sabañones. Ponga 30 g de raíz de jengibre (Zingiber officinale R.) en 1 litro de agua y deje hervir durante 10 minutos; la decocción preparada se echa en una palangana y se realizan baños de las zonas afectadas.

- El aceite de ricino ha sido empleado tradicionalmente para el tratamiento de numerosos problemas, entre ellos los sabañones. La siguiente receta es fácil de preparar y con ella se obtienen muy buenos resultados: vierta 200 g de aceite de ricino (Ricinus communis L.) desodorizado en una botella de tapón ancho y colóquelo al baño maría; mientras se calienta y sin que llegue a hervir, añada 10 g de esencia de bergamota (Citrus bergamia L.) y 5 g de alcanfor. Debe de estar al baño María 1 hora, transcurrido el tiempo, déjelo enfriar y cierre la botella. Con la loción preparada practique masajes 2-3 veces al día sobre las partes afectadas. Si se quiere sólo prevenirlos, friccionelos 1 vez al día.

- Aplicarse una cataplasma con cebolla asada para disminuir el calor de la zona y favorecer la curación.

- Un baño con de cocción de apio puede ser útil para reducir los sabañones. Ponga unas ramas de apio en un litro de agua y deje hervir durante 20 minutos. El líquido se echa en una palangana y cuando está templada se introducen en ella las manos o los pies, manteniendo dentro durante 15 minutos. Aplicar 2 – 3 veces al día.

- Remedios con aromaterapia: Puede darse un masaje en los pies o en las manos con 3 gotas de aceite esencial de manzanilla y 2 gotas de aceite esencial de lavanda en 15 ml de aceite de almendras dulces. Ponga una palangana con agua templada y vierta en ella 2 gotas de aceite esencial de pimienta negra y 2 gotas de aceite esencial de limón. Meta las manos o los pies durante un par de minutos.

- Aplíquese directamente 1 – 2 gotas de aceite esencial de mejorana, ciprés, menta o pimienta negra, sobre los sabañones.

- Remedios con homeopatía:
o Para sabañones que empeoran con el frío, tome 5 gránulos de AGARICUS MUSCARIUS 9CH / 3 veces al día.
o Para sabañones que empeoran con el calor, tome 5 gránulos de PULSATILLA 9CH / 3 veces al día.
o Para sabañones que empeoran con el contacto, tome 5 gránulos de ACIDUM NITRICUM 9CH / 3 veces al día.
o Para sabañones que presentan fisuras, tome 5 gránulos de PETOLEUM 9CH / 3 veces al día.
o Para sabañones con mucho picor, tome 5 gránulos de RHUS TOXICODENDRON 9CH / 3 veces al día. Puede emplear en tratamiento local, con pomada de AGARICUS al 4% aplicada sobre el sabañón 2-3 veces al día.

- Otros remedios: Para acelerar la curación de las heridas puede tomar suplementos de vitamina C en una dosis de hasta 500 mg / 3 veces al día, con las comidas. La vitamina E es útil en el tratamiento de problemas de la piel, acelera la curación de las heridas y previene la formación de cicatrices, por eso se recomienda tomar suplementos de 250 mg al día.

Etiquetas

Posts relacionados (o no...)

Compartir