El mejor olor, el del pan;
El mejor sabor, el de la sal;
El mejor amor, el de los ni├▒os

Dr. Jekyll