¡Vuelve Almodóvar!

volver

En el film Recuerdos (Stardust Memories) de Woody Allen, unos extraterrestres se confiesan seguidores de las películas del protagonista, un claro sosias del director neoyorkino, pero “especialmente, de las primeras, las de risa”. Allen se mofa, con cierto sentimiento de incomprensión, de aquellos que echan de menos el humor más intrascendente de sus inicios en películas como Bananas o Toma el Dinero y Corre. No comparto esa opinión en lo que respecta a Allen, pero existe un director manchego que cada nueva película que estrena me hace sentir más alienígena. Almodóvar, me gustan tus películas, pero sobre todo “las primeras, las de risa”, o tal vez debería decir, las de la movida.


Sé que con esta opinión me sitúo en franca minoría con respecto a la población mundial. Contra más premios y reconocimientos consigue Almodóvar tanto en España como en el extranjero con películas como Todo Sobre mi Madre, Hable con Ella o Volver, más desinterés me produce su cine. Hable con Ella tal vez sea la mejor de las últimas, pero el profundo desequilibrio de guión que supone tener un medio protagonista cuya historia no interesa nada me impide clasificarla, en mi ranking personal, como una buena película. Todo el mundo recuerda al genial Javier Cámara y su personaje, enamorado de una bailarina en coma, pero, ¿alguien se acuerda que es lo que hacía Darío Grandinetti y, sobre todo, qué pintaba Rosario Flores, con traje de luces incluido, en toda esta historia?.

Volver no es una excepción, sus personajes hablan y hablan sobre el pasado, desvelan sus traumas y sus grandes secretos, pero nada de lo que hacen en el presente consigue emocionarme. Almodóvar, eso sí, no ha perdido su toque en la dirección de actores, y consigue que todas las actrices, incluida la mediocre Penélope Cruz, se coman la pantalla.

pedrooo

¿a dónde fue a parar la diversión?

El Almodóvar guionista, sin embargo, conforme sus películas se han ido haciendo más serias a mí se me antojan cada vez menos cercanas. Sus primeras películas eran burdas, pero deliciosamente transgresoras. Poco a poco fue puliendo el estilo y consiguió grandes obras como Qué he Hecho yo para Merecer Esto o Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios, que mostraban a un director más experimentado pero que no había perdido aún la frescura de sus inicios. De todo eso ya queda poco, pequeños detalles que se agradecen como cuando Penélope Cruz limpia de sangre la cocina con el rollo de papel absorbente, pero nada más. Su pasión por el melodrama ha matado al comediante, pero Almodóvar no es Douglas Sirk, y en cuestión de tragicomedia patria gente como Miguel Albadalejo, tal vez el gran director más desconocido de España, consiguen emocionarme mucho más sin tanto artificio.

14 Comments

  1. Pues (para variar) discrepo contigo, Dorian. A mí me gustan más las últimas películas de Almodóvar que las primeras (exceptuando la horrible “La mala educación”) y en concreto “Volver” me encantó.

    Para seguir discrepando, en lo que se refiere a Woddy Allen tampoco coincido contigo, alineándome con la opinión de los alienígenas (vaya trabalenguas: “alinearme con alienígenas…”) pues me gustan más las primeras películas de Allen.

    Y por encontrar un punto en común contigo, coincido en tu juicio sobre Albadalejo, aunque la última suya (Volando voy) me ha parecido la más flojita de su cinematografía.

  2. Je, je, ya sabía que ibas a discrepar porque ya habíamos hablado de esto en persona… De hecho sólo escribo artículos cuando tengo la seguridad de que nos enredaremos en una discusión infinita

  3. (Con voz de Xander): “Estoy en un contienda interminable para llevarle la contraria a Dorian” :)

  4. Entonces, ¿qué? ¿afilamos las espadas? Porque no me puedo creer, por ejemplo, que prefieras Bananas a Manhattan.

  5. Yo personalmente estoy en lo referente a Almodóvar contigo Dorian.
    Para mi las ultimas películas de Almodóvar las veo carentes de sentido en muchos tramos de la película, llegando a aburrir e incluso a cansar, no puedo hablar de volver pues aún no la he visto y sinceramente no creo que la vea ya que no le veo nada novedoso en cada una de las películas por lo que no me produce ninguna expectación verla.
    y por supuesto como tu dices ver a la meciodre “Penelope Cruz”no me apasionada cuando esta actriz lo unico que hae es egar grito tras grito.

  6. Ni yo que tu prefieras a Alaska meándose en la cara de otra en “Pepi, Luci, Bom y otras chicas delmontón” al escote de Penélope Cruz fregando los platos en “Volver”

  7. Hombre, ese picado del escote de la Cruz puso mis hormonas en ebullición, todo hay que decirlo. Si Almodóvar es gay ese plano parece desmentirlo porque parece pensado para poner al respetable cachondo.

    Quatermain, como veo que te vas por las ramas te haré la pregunta directamente: ¿Te gusta más Bananas que Manhattan?

  8. Hace muuuucho que las vi, tendría que volver a visionarlas para emitir un veredicto comparativo.

  9. De todas formas Manhattan no es de las “nuevas” de Allen…

  10. Bueno, vamos a ver si nos centramos, es que cuando los alienígenas dicen esa frase estamos en 1980; las películas “primeras”, de risa, a las que me refiero habría que situarlas entre Toma el Dinero y Corre (1969) y La ?ltima Noche de Boris Grushenko (1975). El punto de inflexión hacia un cine más personal, con elementos cómicos, por supuesto, es Annie Hall (1977), y las mejores películas de Allen, en mi opinión, las hace en los años 80, con Manhattan, La Rosa Púrpura del Cairo o Delitos y Faltas, entre otras muchas.

  11. echaba yo ya de menos estos debates

  12. Todos envejecemos y nos volvemos más serios pero además más inseguros…
    Almodovar hace películas serias por la inseguridad que tiene (por toda la “frivolidad” que ha rodeado su vida) de que no lo consideren un director serio.

    Al final Kevin Smith hará peliculas profundas para confirmarse…a todos les pasa…

  13. No creo que todo el mundo se vuelva más inseguro con la edad, me gusta pensar que es al contrario… Ahora en el caso de Almodóvar puede ser cierto… él intenta mantener ese puntito transgresor pero le falta la inspiración que provenía, precisamente, de una época y un lugar muy determinados, el Madrid de la movida. Creo que Almodóvar ha perdido el contacto con la calle, algo esencial para su cine, lo que le lleva a buscar su identidad por otros derroteros, como en el caso de Volver, en el que su tierra natal adquiere cierto protagonismo (también había algunos retazos de la vida en el pueblo en La Flor de mi Secreto).

  14. Adoro esta película mucha. :p

Comments are closed.

© 2016 El Pito Doble

Theme by Anders NorenUp ↑