Cómo saber si nos están grabando a través de un espejo



Seguro que han oído esta leyenda urbana alguna vez:

En algunos probadores de grandes almacenes y cuartos de baño de hoteles de lujo, los espejos son falsos espejos (espejos de dos vistas: por el otro lado son como una ventana de cristal, como en las comisarías de las películas) a través de los cuales nos están grabando desnudos y luego esas imágenes terminan en internet

No vamos a entrar en si esa leyenda es totalmente falsa o cierta en algunos casos (si alguien sabe algo al respecto, que lo diga) Lo que sí que vamos es a explicar un truco para aquellos desconfiados que alguna vez le parezca sospechoso el espejo ante que se encuentran y quieran cerciorarse de que al otro lado no hay ni una cámara que los grabe ni un grupo de turistas japoneses entregados al onanismo.
dedo en espejo

Tú, el del otro lado, deja de mirarme

El truco es tan sencillo como acercar un dedo al espejo y tocar la superficie del mismo con la uña. Si existe un pequeño espacio entre tu uña y el reflejo de la misma, puedes quedarte tranquilo, que no hay nadie al otro lado. Pero si tu uña y su reflejo pueden tocarse, pon tu mejor sonrisa y márcate un bailecito sexy, que a lo mejor te está viendo medio planeta.

El motivo por el que ocurre esto parece ser que es porque en los espejos de dos vistas, la parte polarizada se encuentra en la superficie, y no detrás, como en los espejos normales.

Etiquetas

Posts relacionados (o no...)

Compartir