Visitando Oink! he descubierto esta maravilla que, si de verdad existiera, podría acabar con el problema de aparcamiento de una vez por todas: