La consecuencia directa de la Ley de Moore es que los precios bajan al mismo tiempo que las prestaciones suben: el ordenador que hoy vale 2.000 euros costará la mitad al año siguiente y estará obsoleto en dos años. Forges lo retrata con su indiscutible genialidad así:
la ley de Moore según Forges que es una gran verdad
Por cierto, tendré que mirar si mi ordenador tiene “quintoconio distancial blue ksí:P